Viajar y fotografiar, dos cosas que siempre van de la mano.

Es común que cuando viajamos siempre tenemos algún tipo de cámara a la mano para documentar todos los momentos, lo que hoy vengo a proponerles es algo diferente. Si tienen cualquier tipo de cámara que no sea la que esta integrada en su celular los invito a que en cualquier viaje próximo, ahora que se avecina el verano, aunque carguen con su celular solo usen la cámara. No importa si es una Kodak digital, de esas pequeñas que cualquier viajero suele traer, o si es la cámara más cara y profesional. El punto es hacer fotografía con la cámara sin tener las opciones que nos brinda el celular, arriesgarnos, tomarnos el tiempo de enfocar, de encuadrar, de ser pacientes para lograr capturar los momentos sin distraernos con todo lo demás que ofrece el celular. Mientras más funciones tenga la cámara, mejor.

Viajar de esta manera tal vez a muchos los pueda hacer dudar de sus habilidades como fotógrafos, pero definitivamente es un ejercicio que no solo nos ayuda a mejorar nuestras fotos, sino también a ver el viaje desde otra perspectiva. Los momentos son capturados de maneras completamente diferentes a como sería con un celular o una tablet, aparte de que probablemente sean de mucha mejor calidad por si hay alguna que nos guste tanto que la queremos imprimir para tenerla de recuerdo en nuestra casa.

En lo personal trato de hacer esto cada vez que tengo oportunidad de viajar con una cámara, incluso si es una de rollo o una instantánea, y creo que mis viajes se han vuelto aún más interesantes, porque ya no solo he buscado atrapar el instante que disfruto, también he comenzado a ver más y más detalles de los lugares en los que estoy todo a través del lente.

Les dejo abajo unas fotos del último viaje que hice a San Miguel de Allende. Espero que les gusten, todas fueron tomadas con una cámara Canon 7D y un lente de 50mm. El viaje fue muy divertido y definitivamente no tendría los mismos recuerdos de haber capturado todo con el celular.

Sean felices.

IMG_3811

Travel and photography, two things that always go hand in hand.

It is common to bring a camera with us every time we travel so we can be able to document every moment. What I want to propose is something a bit different. If you own any kind of camera that isn’t your celphone camera I invite you all to take it with you on your next trip, summer is almost here, and even if you do take your celphone everywhere just use the camera. It doesn’t matter if it’s a cheap digital Kodak, those small ones that almost anyone owns, or if it’s the most expensive and proffesinal camera you can get. The goal is to shoot with the camera without the options that a celphone may provide, to take risks, take time to focus, to be patient so we can be able to capture the moments without getting distracted. As the camera gets more proffesional you may try more and more stuff.

Traveling this way might make us doubt of our skills as photographers but it is a great exercise that helps us improve our photos and makes us see the travel experience from another point of view. Moments are captured in so many different ways that a celphone or a tablet wouldn’t be able to get, plus your photos would be of a much better quality making them easier to print nicely so you can have it hanging on the walls of your houses.

I try to do this as often as I’m able to travel with a camera, even if it’s a film camera or an instant camera. I think my trips have become more interesting because I don’t only try to capture the moment I’m enjoying but I have also started to observe more and more details of the places I’m at.

I’ll leave some photos from my last trip to San Miguel de Allende, Mx.

I hope you like them, all of them were shot with a Canon 7D and a 50mm lens. It was a very fun trip and I know I wouldn’t have the same results if I had shot with my phone.

Be happy.

– Charlie Ysasi

IMG_3736IMG_3741IMG_3749IMG_3774IMG_3796IMG_3815IMG_3831IMG_3732

Advertisements